Pesas tributa homenaje de despedida a  su entrenador líder Liavontsi Hancharenka


Compartir:

              

William Ozuna afirma que el bielorruso se marcha del país  dejando a la halterofilia en un nivel de excelencia deportiva

El Pregonero. Santo Domingo.-La Federación Dominicana de Levantamiento de Pesas despidió al técnico Liavontsi Hancharenka, un veterano entrenador bielorruso que ayudó a que la disciplina diera un salto a la excelencia competitiva.

El veterano hombre de la halterofilia, de 78 años de edad, se apresta a regresar a su país para disfrutar de los privilegios que le otorga esa nación como entrenador nacional.

Hancharenka fue despedido durante un emotivo acto realizado en la pista de calentamiento del pabellón José Joaquín Puello, del Parque del Este, y presidido por los miembros del Comité Ejecutivo de la Fedompesa, con su presidente William Ozuna a la cabeza, así como por Antonio Acosta, presidente del Comité Olímpico Dominicano.

Tras más de 15 años aportando sus conocimientos de ex atleta olímpico y de entrenador a la República Dominicana, Hancharenka parte a Bielorrusia para comenzar el disfrute de la pensión que le otorga el gobierno, por sus enormes contribuciones a su nación, a través del deporte.

¿Por qué usar Fibrasina?

“Hoy estamos homenajeando por su despedida del país a un hombre que le ha dado mucho a las pesas desde que llegó a nuestro país hace más de 15 años. Estaremos eternamente agradecidos por sus aportes a nuestra disciplina, tanto a nivel competitivo con los atletas, como con la capacitación de los entrenadores dominicanos”, reconoció William Ozuna.

Dijo que Hancharenka deja un enorme legado a su federación, dotando de una mayor capacidad técnica a los entrenadores y a los atletas en el aspecto competitivo.

Lo definió un desprendido colaborador que siempre estuvo dispuesto a cumplir con su rol de llevar a las pesas a su máxima expresión competitiva hasta convertir a la República Dominicana en una las potencias del continente.

El presidente del Comité Olímpico también valoró la entrega mostrada y los aportes que deja Hancharenka al deporte de las pesas. “En nombre del COD, de los atletas y del movimiento federativo le decimos que se marche consciente del sentido de gratitud que nuestro deporte tiene con usted”, le dijo Antonio Acosta al señor Hancharenka.

Sostuvo que por ser un buen padre, el destacado entrenador bielorruso deja muchos hijos adoptivos en la disciplina que ayudó a transformar de lo bueno hacia lo mejor.

El homenajeado

Hancherenka dijo que se marcha satisfecho y honrado por la calidez del dominicano y por el trato afable y de respeto que siempre recibió de la Federación de Pesas, del Ministerio de Deportes y del Comité Olímpico.

“Le agradeceré a todas las instituciones del deporte, sobre todo al Ministerio de Deportes y a la federación, por soportarme por tanto tiempo y darme un apoyo fuera de serie. A las instituciones que rigen el deporte dominicano y a los atletas les digo que aunque no regrese más, aquí se queda parte de mi corazón y un pedazo de mí”, concluyó Liavontsi.

Lindos testimonios

Otros miembros de la familia de las pesas también elogiaron la entrega de Hancharenka.

El ex presidente, actual secretario general de la Federación de Pesas e inmortal del deporte dominicano, doctor Bolívar Vargas Candelario, destacó que “León se identificó tanto con su país y con nuestro deporte, que nos demostró tener el corazón del que pudiera tener cualquier dominicano de bien”. “Solo se esmeró por aportar todos sus conocimientos, obviando por momentos sus responsabilidades de familia. Su esposa aquí presente, Valiantsina (Valentina) fue una de las sacrificadas”, dijo Vargas Candelario.

Otros directivos de Fedompesa, como Maritza Ortiz e Isaac Toribio, también se volcaron en elogios hacia Hancharenka. En iguales términos se pronunciaron Héctor Domínguez y Moreno Martínez, principales entrenadores del seleccionado nacional.

Los momentos de mayor emotividad llegaron cuando le tocó a varios atletas decir unas palabras de agradecimiento a quien fue su mentor, aún siendo pesistas de categorías juveniles, incluyendo algunos ya retirados como Yudelkis Contreras y María Carvajal.

“Solo puedo decir que voy a extrañar a un hombre al que le di mucha agua a beber desde el 2005 cuando estuvimos en el Mundial Juvenil de Qatar y donde me ayudó a ganar mi primera medalla a nivel internacional”, expresó Contreras, la mejor pesista femenina dominicana de la historia.

“Con León no sólo llegaron mis triunfos en la plataforma, sino que se multiplicaron mis deseos de ser una profesional más allá de las pesas, porque siempre me inspiró y motivó a que estudiara”, explicó por su lado María Carvajal.

Otros testimonios

Crismery Santana: “Más que un entrenador, ha sido un padre para nosotros. Extrañaré su profesionalidad, entrega, dedicación y respeto, pero sobre todo su buen sentido del humor. Váyase en paz y confiado que vamos a poner nuestro mayor esfuerzo para ganar una medalla en los Juegos Olímpicos, para cumplir su deseo y retribuir su esfuerzo para con nosotros”.

Zacarías Bonnat: “Voy a definir todo mi sentir en estas palabras, gracias por todo lo que ha significado para nosotros”.

Beatriz Pirón: “León ha sido mi entrenador en los últimos diez años, desde que llegué a la selección hasta la fecha de que se marcha hacia su país. Hoy quiero decirle que muchas gracias por haberme apoyado, por haber confiado en mí, enseñarme nuevas técnicas y por confiar en mí tanto en lo personal como en lo deportivo.

Verónica Saladín: “Gracias a Léon por cada momento, por los largos años que estuvo ahí para nosotros en todos los momentos, por llevarnos a otro nivel como atletas. Una se puede pasar todo el tiempo hablando de sus virtudes y nos harán falta palabras para valorar y agradecer todo lo que hizo por nuestro deporte”.

Luis García: Uno de los atletas más mimados por Hancharenka, dijo que “no tengo con que agradecer lo que hizo por mí como atleta y ciudadano. Lo voy a extrañar más que nadie”, abundó.

Héctor Domínguez: “en sentimiento y colaboración siempre estuvo ciento por ciento también con nosotros los entrenadores. Lo vamos a recordar como una persona fiel, colaboradora y entregada como nadie a su trabajo”.

Moreno Martínez: “Para León solo hay que tener gratitud, a mí me ayudó en las dos vertientes, porque me formó como atleta y bajo su sombrilla he crecido como entrenador. Como un ex atleta que fue, profesor y entrenador, Hancharenka nos deja un excelente material humano”.

Colabora con El Pregonero Click aquí para donar

Compartir: