Dilema del Cambio PRM – El Pregonero


Compartir:

              

Por: Freddy Martínez M

Con un contundente discurso anticorrupción, fin a la impunidad, crítica a los beneficios económicos de ex funcionarios y legisladores del pasado Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, entre otros elementos, sirvieron de base para que el Partido Revolucionario Moderno se revistiera de un discurso de «Cambio» a pegado a valores morales, ético, transparente, pulcro y sobre todo, renovador de la institucionalidad y la democracia, fuentes oportuna que llevaron al PRM a alcanzar el poder en las pasadas elecciones del 05 de julio.

Un discurso que ha quedado en teoría y no ha sido llevado a la práctica, garantiza el símbolo de la manipulación, percepción, populismo y propagandista que cambiaron la creencia de más de un 52% del electorado dominicano para beneficiar a un candidato presidencial.

Dicho porcentaje del electorado que ejerció el derecho al voto, no a favor del PRM si no en contra de la continuidad del Gobierno del PLD, debe de servir como método de estudio para las nuevas autoridades gubernamentales que de manera inesperada, han cambiado el discurso ideológico de «Cambio» que le inyectaron por las venas al pueblo dominicano, alejándose en la práctica de la ideología de un discurso moral, ético, transparente, pulcro y renovador, surgiendo presunto indicios de corrupción de nuevo funcionario a dos meses de llegar al poder.

El «Cambio» se ha convertido en un dilema entre legisladores y funcionarios del nuevo Gobierno, que antes de llegar al poder criticaban los beneficios económicos del en ese entonces Gobierno del PLD. «Cambio» que parece imposible que de fruto, se materialice y se quede solo en palabras y no en hechos. ¿Cambio solo de autoridades y no del sistema estructural que impera en el Estado para beneficiar a particulares? ¿Cambio de grupos políticos que llegan al Estado y eligen patrimonio y no el servir a la patria?

Y me sigo preguntando: ¿Serán más de lo mismo? ¿Por qué no han destituido funcionario que ya están en el rumor público por presunto acto de corrupción? ¿Sólo se vendió un discurso de cambio, o en realidad hay voluntad de cambiar el sistema?

Compartir:

              

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *