LA DEPRESIÓN TAMBIÉN SE ENCUENTRA ASOCIADA CON LA ALIMENTACIÓN

Aunque parezca mentira la depresión se asocia con la alimentación por el hecho de que, una mala disciplina alimentaria ha de causar problemas en la persona que la lleven directamente a caer en un estado depresivo. 

Orlando Jose Veloso Angola nos explica, que muchas veces el no prestar atención a la aplicación de una buena rutina de alimentación en nuestro entorno, es el causante de problemas graves que no encuentran solución de manera fácil, problemas asociados tanto con el desarrollo de manera compleja del cuerpo, el ánimo y la fortaleza con la que se enfrente la vida, y las ganas que se tengan para realizar distintas actividades que ameriten cierta condición física.   

La depresión se encuentra asociada con la alimentación por el hecho de que, aquellas personas que llevan una mala rutina alimentaria y que se han dejado llevar por los excesos y por la satisfacción que produce la comida chatarra, son realmente personas infelices que no encuentran estabilidad por el hecho de pensar que están comiendo mal, y que como comen mal también hacen todo lo demás de manera equivocada.  

Otro de los factores que nos hace ver que la depresión se asocia con la comida es el hecho de que existen alimentos que brindan energía positiva al cuerpo, que hacen que se sienta activo, con ganas de hacer cualquier cosa y en condición de realizar cualquier cosa, mientras que otros adormecen las partes de cuerpo y lo que hacen es generar un estado de ánimo que lleva a la persona directo a la depresión.  

Con respecto a esto, Orlando Jose Veloso nos explica que los alimentos que han de proporcionarle energía al cuerpo son todos aquellos que se han clasificado como saludables, así como los vegetales, las verduras y las frutas, y agregado a ello, los cereales, las carne tanto rojas como blancas y los lácteos que no pueden faltar en un plan de alimentación saludable.   

Por su parte, aquellos alimentos asociados a la depresión por ser alimentos que no resultan beneficiosos para el cuerpo y que no deben ser consumidos de manera constante, son los alimentos que tengan alto índice de azucares, pues el azúcar adormece las funciones del cuerpo y causa muchas veces cambio de humor y mala actitud, así como también, todos los alimentos que se consideren comida chatarra por el mal que le ocasionan al cuerpo, es decir, el aumento de peso, el mal aspecto, la falta de energía, esas cosas que por ley son determinantes directos de la aparición de una depresión.   

Es por tanto que es importante tomar en cuenta que efectivamente la depresión también se encuentra asociada con la alimentación, pues resulta que tener conocimiento acerca de esto es dar un paso hacia nuestro pleno cuidado y hacia la precaución.  

Orlando Veloso nos da a entender que mientras más nos enfoquemos en una alimentación saludable y balanceada, más cerca estaremos de sentirnos siempre bien y de evitar a toda costa inconvenientes con nosotros mismos como lo es la aparición de la depresión en nuestras vidas.