Punta Catalina opera a medias, mientras su venta sigue sin ver luz


El retraso en la inauguración de Punta Catalina pone también en suspenso la venta de acciones de la central eléctrica, que se esperaba concretar este mes. Mientras tanto, la planta funciona a medias, en medio de un mantenimiento menor.

La reprogramación de las elecciones municipales para el 15 de marzo obstaculizó la inauguración de la planta Punta Catalina porque la Ley Orgánica del Régimen Electoral prohibe inauguraciones de obras públicas por parte del gobierno 40 días antes de unos comicios municipales y, en el caso de elecciones presidenciales, 60 días antes de las mismas.

Esto obliga a que el acto inaugural no pueda ocurrir antes del 17 de mayo, siempre que los comicios presidenciales se resuelvan en la primera vuelta. De haber segunda vuelta, la inauguración de Punta Catalina no podrá ser antes del 30 de junio.

La transacción debe contar con la autorización del Congreso, pues se trata de la venta de acciones de un activo estatal en el mercado internacional. La firma Guggenheim Securities diseña desde enero pasado una licitación internacional para poner a la venta al menos 49 % de las acciones de la eléctrica.

El valor de Punta Catalina está alrededor de los 2,500 millones de dólares, de manera que el gobierno obtendría al menos 1,225 millones de dólares por la operación. Unas nueve empresas estadounidenses y canadienses han concretado su interés en la planta.

En noviembre pasado el ministro de Hacienda, Donald Guerrero, señaló en una entrevista a Diario Libre que, por recomendación de Guggenheim Securities, la venta se producirá cuando las dos unidades de Punta Catalina estén en operación comercial, lo que inicialmente se esperaba que ocurriera este mes.

Se solicitaron datos al Ministerio de Hacienda sobre los avances en el proceso de venta de la central eléctrica, pero para el momento de esta publicación no se había recibido respuesta.

La actividad en la central

Desde que ocurrió el apagón del pasado 17 de febrero, la unidad 1 de Punta Catalina ha operado erráticamente. Aunque volvió a generar energía un día después, el 23 de febrero se desconectó nuevamente del sistema y desde entonces no está produciendo electricidad.

Fuentes consultadas se refirieron a la razón de la desconexión como un “mantenimiento menor” al que es sometida la unidad 1 de la central eléctrica, pero que “entrará de nuevo en unos días”, dijeron. Pero los reportes del Organismo Coordinador indican que ha estado indisponible porque la instalación está “en calidad de prueba”, indica el resumen ejecutivo de operación del sector eléctrico.

Mientras tanto, la unidad 2 de Punta Catalina ha generado desde hace una semana menos energía para la que tiene potencial. A la última información disponible, del día 25 de febrero, el Organismo Coordinador del sistema eléctrico reportó que esa unidad cerró esa jornada con una producción de 266.7 MWH, mientras que su capacidad es de 371 MWH.