Expertos aseguran que 2020 será escenario de inestabilidad política


República Dominicana tendrá un año 2020 poco positivo en términos económicos, debido a que estará sumergido en procesos electorales, y será escenario de inestabilidad política fruto de la división del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y la falta de confianza de la población en los partidos políticos, pronosticaron el economista Bernardo Vega y la socióloga y politóloga Rosario Espinal.

Al participar en el último Diálogo INTEC para la Acción (DIA), junto al sociólogo y director del periódico La Información de Santiago, Enmanuel Castillo, con el tema “República Dominicana: balance y perspectivas políticas, económicas y sociales de cara al 2020”, los tres expertos concluyeron que el Estado dominicano es corrupto, clientelar y asistencialista.

Vega, encargado de analizar los aspectos económicos, hizo una retrospectiva al año 2019, en la que destacó que el crecimiento de la economía en este año fue menor que en años anteriores, entre un 4 y un 5%, lo cual implica que el impacto sobre el empleo no fue tan positivo.

En la actividad que se realizó en la sala Julio Ravelo de la Fuente, del Instituto Tecnológico de Santo Domingo, precisó que la inflación se mantuvo dentro del tope programado por el Banco Central (4% máximo), y enfatizó que el 2019 termina con un problema cambiario que no permitirá lograr el objetivo enunciado por el Ministerio de Hacienda de que el tipo de cambio terminaría en 53.24, lo que implica una devaluación de un 5%.

Señaló que hay listas de espera de divisas en los bancos, dijo que varios puestos de bolsa y las Asociaciones de Fondos de Pensiones están adquiriendo divisas para dolarizarse, debido a que la incertidumbre electoral está afectando el tipo de cambio.

Indicó que durante el 2019 el turismo bajó en unos 400 millones y las exportaciones crecieron solo un 2%, aspecto que calificó como muy negativo. Asimismo, destacó que, en términos netos, las remesas son la mayor fuente de divisas del país.

El economista explicó que el déficit fiscal ha aumentado por dos razones primordiales: el déficit cuasi fiscal del Banco Central, producto de la crisis bancaria, y las distribuidoras de energía que no cobran un 27% de lo que facturan. Dijo que parte del déficit fiscal se oculta a través de operaciones del Banco de Reservas.

Bernardo Vega dijo que durante el 2020 la economía será impactada por cuatro procesos electorales potenciales: elecciones congresuales y municipales, elecciones presidenciales, una posible segunda vuelta y las elecciones de Estados Unidos.

Puntualizó que habrá dos etapas económicas, hasta el día de las elecciones y después de ella, con comportamientos diferentes. Cuestionó qué se va a hacer con las plantas eléctricas a carbón de Punta Catalina y señaló que cada día hay más presión para que se quede como estatal por el costo político que representa vender la mitad de las acciones en medio de un proceso electoral.

“Un impacto importante es que vence bajo el DR-Cafta el sistema de cuotas por lo que el arroz, los frijoles y los cerdos podrán entrar libre de impuesto lo que tendrá un impacto terrible sobre la producción agrícola dominicana y es difícil pensar que se pueda negociar”, manifestó. Vega dijo que Haití es una bomba de tiempo que afecta las exportaciones dominicanas y puntualizó que después de las elecciones urge negociar el pacto eléctrico y fiscal.

La socióloga y politóloga Rosario Espinal explicó que República Dominicana tiene hoy en día un sistema de partidos enflaquecido, que ha sido golpeado por los propios dirigentes de los partidos políticos, por lo que no se augura la estabilidad política para el 2020. Las divisiones hacen los partidos políticos tradicionales estén debilitados y, por otro lado, se percibe una fragmentación en el sistema de partidos.

Dijo que se está a la expectativa de cuál será el efecto electoral de la división del Partido de la Liberación Dominicana, dominante en todas las elecciones desde 2004.

Precisó que según los datos del Barómetro de las Américas los dominicanos manifiestan más tolerancia que apoyo al sistema de partidos. Por otro lado, destacó que la confianza en las elecciones es sumamente baja y el apoyo a la democracia se mantiene en el 50%.

Espinal destacó que los dominicanos se identifican mucho más hacia la izquierda, especialmente los que no se identifican con ningún partido o que se reconocen como miembros del Partido Revolucionario Moderno, aunque subrayó que el país tiene una ultra derecha muy activa y una población con menos participación en protestas.

El director del periódico La Información, Enmanuel Castillo, destacó que el país vive un proceso de incertidumbre a nivel político en que prima el clientelismo. “La política se ha convertido en una oportunidad de negocio, no se trata de una política como plataforma de desarrollo”, ponderó.

Puntualizó que el criterio del dinero se convierte en el principio de legitimación del poder, dejando en un segundo plano la democracia, ya que se importantiza disponer de recursos para comprar voluntades y votos que permitan sostener el poder político.

El pasado rector del INTEC y coordinador del Diálogo INTEC para la Acción, Rafael Toribio, afirmó que estamos frente a los últimos días de 2019 y el inicio de 2020, por lo que el momento era preciso para analizar el acontecer nacional, las situaciones que hemos enfrentado y que tendremos que enfrentar en el año por venir, teniendo en perspectiva la democracia dominicana