Economía se desacelera mientras endeudamiento registra tendencia creciente


Si bien la República Dominicana ha reducido sus emisiones de bonos de deuda pública en el último año —de 3,118 millones en 2018 a 2,500 millones de dólares en 2019—, hay una tendencia creciente al endeudamiento por parte del país.

Así lo revela el reporte “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe” que publicó este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y en el que, además, señala que el crecimiento de la economía dominicana este año será menor a lo previsto por las autoridades del país. Mientras el Banco Central y el Ejecutivo proyectan que la economía termine el 2019 con un crecimiento de 5 %, la Cepal indica que será dos décimas más bajo, de 4.8 %, al terminar este año.

En 18 de 20 países de la región latinoamericana, entre ellos República Dominicana, se registró una desaceleración en el ritmo de crecimiento. Las excepciones fueron Guatemala y Colombia.

Por otro lado, el endeudamiento de la República Dominicana, junto al de Costa Rica, Ecuador, Paraguay y Guatemala, está presionando el nivel regional.

“Estos países mantienen una trayectoria al alza de la deuda sobre el producto”, indica el informe que explica la tendencia por la aceleración en la ejecución del gasto público a fin de año, lo que podría generar demandas de financiamiento en la medida en que los ingresos no reflejen el mismo ritmo de aceleración del gasto.

Carga creciente de intereses

Adicional a la tendencia creciente en el endeudamiento, la Cepal coloca a República Dominicana como el sexto país de la región que paga más intereses por sus compromisos. La carga es de 3.2 % del Producto Interno Bruto (PIB) este año, mientras que el año pasado se pagó un equivalente a 3.1 % del PIB por intereses de la deuda.

Sobre la perspectiva de crecimiento de la economía de cara al próximo año, el organismo regional estima que el ritmo será levemente menor al de 2019. Según el cálculo, el PIB crecería 4.7 % en 2020, un 0.1 punto menos que el nivel proyectado para este año.

Otro tema en el que se ha registrado una desaceleración regional es en la recaudación de impuestos; no obstante, la presión tributaria avanzó levemente. Según la Cepal, los ingresos tributarios de República Dominicana representaban 8.9 % del PIB este año, mientras que el nivel de 2018 fue de 8.8 %. En el ámbito regional, la tasa de presión tributaria fue de 10.3 % del PIB.